lunes, 22 de agosto de 2011

Tres puntos claves












Por Daniel Lubel

Boca llegaba al encuentro con Newell's después de haberle ganado a Unión de local. Chávez entraba por Rivero, lesionado. Como Lanús había empatado, si el equipo de Falcioni ganaba quedaba puntero. En la semana hubo polemíca ya que se dijo que Falcioni tenía todo arreglado con un candidato de la oposición de Banfield para volver a ese club. Para colmo, el técnico no lo desmintió.


El conjunto rosarino venía de dos empates y quería ganar por primera vez en el campeonato. En el campeonato pasado había finalizado en las ultimas posiciones, pero había comprado refuerzos que permitían la ilusión del hincha "leproso". De lo que más se tenía que cuidar Boca era de la delantera: Spertdutti y Noir, dos jugadores muy rápidos que podían complicar a los lentos centrales de Boca: Schiavi e Insaurralde, dos ex Newell's.


Un gran marco acompañaba al partido. La hinchada visitante llenó la parte que le dieron, y la parcialidad de Newell's como de costumbre, acompañó al equipo alentando constantemente.

Boca no salió a ahogar al rival como había hecho contra Unión, aunque llegaba mas que el rival. La primeras chances de gol fueron para el visitante. Un buscapié de Erviti que nadie llegó a conectar, un cabezazo de Viatri desviado. Pero la más clara llegó a los 19 minutos. Viatri recibió de Clemente, puso muy bien el cuerpo y remató fortísimo. Peratta hizo un gran esfuerzo y mandó la pelota al córner.


Newell's se perdió una chance muy clara a los 38. Chávez se durmió y perdió la pelota, Noir superó a Schiavi. Luego de una patada de Insaurralde como las que nos tiene acostumbrados, la pelota le quedo a Vangioni, quien dejó mano a mano con el arquero a Figueroa. El enganche quiso definir a la derecha del arquero. Orion tuvo una respuesta impecable, desviando la pelota con el pie. Unos segundos después, Noir habilitó a Sperdutti, pero el jugador de Newell's se fue abriendo y Orion tapó su remate.


No hubo un equipo superior al otro en el primer tiempo. Los dos equipos pudieron haber abierto el partido, pero los dos arqueros estaban siendo las figuras del partido.

Boca empezó el segundo tiempo como había empezado el primero contra Unión. Mucho mas decidido que en el primero, salío directo a atacar. Primero, Cvitanich hizo una buena jugada y un defensor rival sacó en la linea el cabezazo de Viatri. Acto seguido, Chávez probó de media distancia y Peratta volvió a responder bien. Sin embargo, Newell's también atacaba. Despues de gambetear a Insaurralde, Noir la tiró por arriba.

En todo el resto del segundo tiempo Boca no pudo acercarse al área rival, y Newell's llegaba aunque no lastimaba. Parecía un empate clavado. Aunque también daba la sensación de que el encuentro sería de esos típicos partidos en el que el equipo que hace el gol gana.

Y Boca lo hizo. Falcioni volvió a acertar en las modificaciones, ya que decidió que Mouche entre por Cvitanich, para ver si podía cambiar algo.

A los 41 minutos del segundo tiempo, cuando las esperanzas de Falcioni y de los hinchas de Boca se empezaban a esfumar, Viatri recibió de Somoza, se dio vuelta, y le puso un pase perfecto de zurda a Mouche para que defina de derecha. Aunque no era fácil, el "7" definió con la de palo, haciendo imposibles los esfuerzos (casi nulos) de Peratta. Mouche salió con todo a gritar el gol con los suplentes. Lo gritó Falcioni, lo gritó cada hincha que se había acercado al "Coloso del Parque", lo grité yo en mi casa y lo gritaron todos los hinchas desparramados en el mundo.

Aunque Boca no tuvo una actuación destacada, intentó el gol en todo momento y nunca se enamoró del 0-0. Falcioni volvió a acertar con los cambios. La defensa -aunque sufrió en una parte del partido- volvió a dar solidez, al igual que Orion.

El conjunto de Falcioni sacó tres puntos en una cancha que no es para nada fácil, y ahora está primero en la tabla junto a Lanús, Velez, Racing y Colón.

Si hay que hacer un balance de las primeras fechas del campeonato, éste será bueno. Boca no era puntero desde el Clausura 2009. No tenía la valla invicta en los tres primeros partidos desde el Apertura 2004, con Miguel Angel Brindisi como técnico. La defensa está sólida y Viatri, lejos de hacer olvidar a Palermo, por lo menos lo está reemplazando bien. Además, el conjunto de la ribera quedó un poco mejor parado en la tabla de los promedios, ya que le sacó un punto mas a San Lorenzo, mantuvo la diferencia con Racing, y pasó a Arsenal. Igual, no se tiene que descuidar.

A pesar de todo estos datos, no hay que apresurarse. Recién es el comienzo del campeonato, y encima Boca ahora tiene una parada muy dura contra un rival díficil: San Lorenzo de Almagro, que viene de dos triunfos seguidos. Clemente Rodríguez e Insaurralde terminaron lesionados, y su presencia es dudosa para el próximo cotejo. Colazo no llegará al domingo, y Rivero es duda.

Puntajes:

Orion 8: Excelente. Tapó las dos pelotas importantes, y estuvo muy seguro en los centros. Hasta ahora, cumple con lo que tiene que hacer un arquero de equipo grande: responder cuando le llegan.

Roncaglia 5: En un tramo del partido sufrió con la marca, aunque después estuvo seguro. Pasó más al ataque que en los partidos anteriores.

Schiavi 6: Bien por arriba, aunque sufrió en algunas jugadas por abajo.

Insaurralde 6: Igual que Schiavi y Roncaglia, no estuvo tan seguro en el primer tiempo. En segundo, mejoró.

Rodríguez 5: No sufrió en defensa. Pasó al ataque aunque mucho menos que en el anterior partido, ya que lo marcaron mejor.

Chávez 5: En el primer tiempo no participó mucho y estuvo impreciso. En el segundo, pidió mas la pelota y fue opción constante de pase.

Somoza 7: Se bancó solo el medio. Recuperó y se sacrificó mucho.

Erviti 4: Desaparecido. Se pareció al Erviti del torneo pasado, que no participaba del juego. Tuvo una lesión y fue reemplazado por Sanchez Miño, aunque llegará al partido con San Lorenzo.

Riquelme 5: Lo marcaron bien. Tuvo que retrasarse mucho para tener la pelota, y no fue el conductor que el equipo necesitaba. No metió pelotas de gol como contra Unión y estuvo impreciso.

Cvitanich 6: Su mejor partido en Boca. Hizo el trabajo sucio, pivoteando y desbordando, algo que no había hecho en los otros partidos. Solo le falta el gol.

Viatri 7: Salir tanto del área le dio frutos. Le metió la asistencia a Mouche. Antes, le habían sacado una pelota en la línea.

Mouche 7: Entró y definió el partido. En una jugada que le quedó para la derecha, se las arregló y le dio a boca tres puntos importantísimos.

Sanchez Miño y Erbes jugaron poco para ser calificados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada