miércoles, 17 de agosto de 2011

¿Recuperando la memoria?







No era lo mismo aquel partido con Olimpo que el debut en la bombonera. Era hora de demostrar su futbol en nuestro estadio. Se vivía un gran clima allí, muchas cargadas a River por el descenso. Populares repletas y plateas que estaban casi llenas. Boca salía a la cancha con la expectativa de dejar los 3 puntos en casa. Linda salida y era hora de la verdad.


Ni tiempo para analizar tácticamente hubo, ya que a los 51 segundos tras un lindo taco, Viatri definía alado del arquero y la cancha era pura felicidad. A lo largo del primer tiempo se noto la forma que se planto el local en la cancha: Riquelme y Erviti juntándose y las constantes subidas de Clemente, por allí paso todo el juego Boquense. Boca siguió de la misma manera, aunque tenía menos profundidad, no llegaba tanto pero manejaba la pelota. No estaba jugando mal comparado con el debut en Bahía Blanca, pero le faltaba profundidad en los últimos 20 metros. Finalizo el primer tiempo con un 1-0 tal vez un poco injusto. Unión la estaba sacando barata su analizamos su juego.


Comenzaba el segundo tiempo de la misma manera. El equipo fue con la misma actitud de ir a buscar el partido. En los primeros minutos le falto algo de profundidad, pero seguía manejando la pelota. La gente empujaba al equipo local para poder liquidar el encuentro. El Xeneize en la segunda etapa era una maquinita, tocaba para un lado, para otro, volvía, era tocar y tocar. Ahora si, los espacios se abrieron y el conjunto local no paraba de llegar, pero siempre el arquero, metros afuera o una vez el travesaño evitaban liquidar el partido. Y ya saben como dice la frase, los goles que no se meten en un arco, se meten en otro .. , pero nada de esto sucedió, un desborde y centro atrás para el actual 9 liquidaba el partido. Lucas Lucas, eso se podía escuchar. El joven goleador se llevaba su primera ovación. Luego aparecieron los demás goles para continuar con la fiesta, JR y Colazo sentenciaban la goleada.


Hace rato que no se lo veía jugar tan bien, como diría el tano hacer 28 pases seguidos. Todos absolutamente todos jugaron bien, hasta Erviti, el más cuestionado se llevo los aplausos cuando fue reemplazado. Un gran nivel colectivo y claro, también individual. No me convenció Rivero ni Cvitanich. A mi particularmente me gusta mas Chaves y Mouche. El Pochi le da más juego que el burrito y el 7 más velocidad, más encare, es más un delantero por afuera.


No hay que agrandarse por que no le ganamos a nadie. Un equipo recién ascendido que debe lucharla y mucho. Igualmente anímicamente fue un golazo al ángulo, a seguir así, y ojala nos regalen alegrías domingo a domingo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada