sábado, 6 de agosto de 2011

El albo puso primera

Por Lucas Bendayan

Se jugaba en el Malvinas Argentinas un partido que en la previa se veía por un lado a un All Boys con numerables refuerzos que llegaron en la pretemporada para conseguir un equipo más sólido y cubrir los huecos que habían quedado vacíos. Por el lado de Belgrano, volvía a las canchas luego del más grande batacazo del futbol argentino en toda su historia, enviando a River Plate a la segunda división.

El encuentro comenzó con mucho pelotazo por parte de los dos, ya que les costaba trasladar la pelota desde el medio campo hacia sus propios atacantes. Un típico partido de primera fecha, con desconcentraciones y falta de viveza, que se va logrando fecha tras fecha.

El primer tiempo se tornó un poco aburrido para el espectador, con un conjunto de pepe Romero que se hacia dueño del balón y con un pirata que con la velocidad de sus delanteros intentaba llegar al arco rival.

En los segundos cuarenta y cinco minutos llegaron los goles; tras un error del mejor jugador del partido hasta ese entonces, al primer minuto del segundo periodo Dario Stefanatto, que se encontraba como último hombre, el “picante” Pereyra lo aprovechó y con un derechazo clavó el primer tanto del encuentro para el delirio de los hinchas cordobeses. La alegría no le duró mucho, ya que Mauro Matos se encontraba en la cancha, y con un muy buen cabezazo que pegó en el palo derecho de Olave y que después confirma el debutante en la cancha Martínez igualó el marcador. El gol le fue concedido a Matos.

El equipo local a partir del gol tomo la iniciativa del partido, con un Matias Perez García que fue cambiado por Pato Perez ya que en ningún momento pudo estar activo y cumplir la función que se le fue otorgada, llevarle la pelota a los delanteros. Torassa de gran partido, fue el que generó mas futbol buscando a Mauro, pero ninguna situación mas pudo concretarse.

El match terminó empatado uno a uno.

El protagonista de la tardenoche, el que cumplía 100 partido con la blanca y negra, tuvo un grave fallo, pero se lo vio en un alto nivel de juego durante el desarrollo de los 90 minutos. Un error lo puede tener cualquiera.

En conclusión, creo que el empate fue justo y que sumar le sirve a los dos. All Boys buscó más el arco rival con más porcentaje de dominio de pelota, pero con un equipo cordobés que utilizó la velocidad como un recurso para llegar al arco contrario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada