lunes, 18 de julio de 2011

El Muslerazo



Por Lucas Bendayan

Sinceramente, increíble lo que ha pasado ayer 16 de julio de 2011.

Estadio Brigadier General Estanislao López, ubicado en la hermosa ciudad de Santa Fé en la República Argentina. Se enfrentaban el local frente a Uruguay por los cuartos de final de la Copa América. Repleto, no entraba nadie mas, todas las localidades agotadas.

El conjunto dirigido por Batista llegaba luego de una victoria de 3 por 0 a Cosa Rica, y el charrua habiendo ganando 1 a 0 a México.
El encuentro comenzaba con la selección nacional decidida a buscar la victoria pero comenzando con un golpe duro. Uruguay la primera vez que llegó al arco rival, luego de una desconcentración defensiva, marcó.

El clima en el estadio de Colon era pura euforia y con mucho nerviosismo dentro del campo de juego y en las tribunas. Argentina debía empatar el partido para estar mas tranquilo. La igualdad no tardó en llegar. Doce minutos después, Higuaín anotaba el empate para el local, luego de un pase, no un centro, un pase de Messi a su cabeza.

El mejor momento argentino en el partido fue durante todo el primer tiempo, habiendo marcado un gol no valido al estar en posición adelantada. Igualmente no tardamos ni un minuto en darnos cuenta que la defensa Zabaleta, Burdisso, el mariscal y el pupi, no era sólida, teniendo gravísimos errores cuando algunos de los delanteros uruguayos agarraban la pelota. Todo tiro libre hacia el arco de Romero era prácticamente medio gol.

El encuentro continuó así a lo largo del partido, con un Muslera que segundo a segundo se iba convirtiendo en la gran figura, tapando las pelotas mas imposibles. La celeste no tenia el dominio del balón pero con la pelota parada creaba situaciones claras también.

El resultado final fue un muy entretenido y expectante 1 a 1 con muchísima tensión durante los 120 minutos jugados.

Proseguían los penales, el enorme arquero nacido en Argentina pero atajando para Uruguay, Néstor Fernando Muslera, y Sergio Romero defendiendo nuestro arco.

Muchos piensan que es cuestión de suerte, y muchos otros que no.

Lo que se puede asegurar es que finalmente ganó el charrua mediante tiros desde el punto del penal en un estadio repleto de argentinos y dejando afuera a mi querida y amada selección de fútbol que antes de que comience esta Copa se daba como uno de los principales candidatos a coronarse campeón luego de 18 años de sequía.

Este resultado definitivo se debió en gran parte al arquero que teníamos en frente nuestro. Yo, sentado en una silla concentrado observando el encuentro, con un almohadón amarillo apretándolo con mis dos brazos, cada vez que tenia una atajada no lo podía creer y revoleaba lo que tenia entre mis manos.

Pero fue así, tuvimos que agachar las cabezas y pensar que quedan el mundial 2014, copa America 15, mundial 18. ¿Cuando volverá la gloria a este bello territorio?

Para finalizar, el sábado se cumplieron 61 años de la gran final, la mas recordada de todas, la que también Uruguay dio la gran sorpresa. Aquel "Maracanazo", que calló a mas de millones de brasileños ya felices a segundos de terminar el mundial.

Esta vez sucedió en mi país, obviamente que no se puede comparar aquella instancia con esta, pero creo que el 16 de julio tendría que ser el día del fútbol celeste

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada