viernes, 17 de junio de 2011

¿Un último adiós?

Por Ezequiel Díaz Carinelli
@ezedc


El encuentro de éste sábado entre Boca y Gimnasia Esgrima La Plata, no será uno más. Puede marcar un hecho histórico para la gente Xeneize. ¿Por qué digo esto? Como todos ya sabemos, éste será el último partido de Martín Palermo con la camiseta del club que le dio todo. Actualmente goleador histórico del equipo de la ribera y uno de los grandes ídolos de la institución.



Pero del otro lado, se encuentra también un emblema, un ícono, otro gran ídolo de la historia de Boca Juniors. Un jugador que ganó 16 títulos con la camiseta azul y oro, entre ellos 6 campeonatos nacionales y 10 internacionales. Un delantero formidable, quien a base de sus mañas, velocidad, talento y picardía volvía loco a cualquier rival. Estamos hablando de Guillermo Barros Schelotto, quien podría jugar su último partido como profesional justamente ante el club que le dio todo como jugador y logró gran cantidad de campeonatos.



Decimos que podría ser sú último partido ya que, si el equipo platense no logra una victoria automáticamente descenderá a la segunda división. Juguemos un poco y vayamos al hipotético caso, de que con un tanto de Martín Palermo, Boca ganara 1-0. Condenaría a Gimnasia a volver a militar nuevamente en la B Nacional pero además, dejaría a "su amigo" sin lograr el objetivo por el cual volvió; Defender los colores del equipo que lo vio nacer futbolísticamente y poder dejarlo en primera.



Suena un poco raro, pero en la última fecha del Torneo Clausura 2011, el conjunto Xeneize podrá quedarse sin dos de sus grandes ídolos actualmente en actividad. Palermo que ya avisó que no seguirá. Y habrá que esperar que es lo que ocurra este sábado a partir de las 15 en el Bosque. En caso de que el local logre vencer a Boca Juniors, aguardará por una derrota o un empate de Huracán para mantener la ilusión de jugar la promoción. Si esto sucediera, el sueño de Guillermo Barros Schelotto de mantener a Gimnasia en primera división, seguirá en camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada