lunes, 6 de junio de 2011

Un problema central

La zaga central de Boca,en mala forma


Por: Gastón Zentner (@gastonzent)

Como todos saben, desde el principio de 2009 que Boca viene teniendo serias fallas defensivas y una grave falta de organización abajo, primero el ciclo de Ischia estaba agotado y la defensa empezo a tener falencias con los mismos jugadores que el plantel campeón de 2008, a mitad de dicho año llega Basile para renovar el equipo pero salvo la incorporación a prestamo de Breyner Bonilla, recomendado por el "Patrón" Bermudez, la defensa no tuvo refuerzos. La mitad de la cancha era el sector que mas le importaba al "Coco" y por eso llegaron Insúa y Medel como grandes adquisiciones.

La zaga central en ese Apertura la conformaban Caceres y Paletta acompañados con un Ibarra en las ultimas y un tres laterales izquierdos que alternaban por sus malos rendimientos, Monzón,Morel y Krupoviesa.
Basile cometió el primer error dejando como prescindible a Juán Forlín, un juvenil de inferiores con buenos rendimientos y futuro.

Al empezar el primer trimestre de 2010 Basile pidió como unico defensor al zaguero de Getafe, Daniel Diaz, quien ya había vestido la camiseta azul y oro en el anterior ciclo del "Coco" dando muy buenos resultados, pero la dirigencia no pudo traerlo debido a su elevado precio.
Trás la renuncia de Basile llegó Abel Alves, quien pedía unicamente a Leandro Desabato, pero ¿que mejor idea podía tener Ameal? traerle al gran central brasilero que no jugaba hace rato en Fluminense, un tal Luiz Alberto.

Ese campeonato fue un desastre para Boca, pasaban los defensores y los goles en contra fluían, entre Luiz Alberto,Bonilla,Barroso y Paletta no hacían una, y encima el mejor central del plantel, Ezequiel Muñoz, jugaba de lateral.

Cuando llegó Borghi la dirigencia se decidió a gastar en rearmar la defensa, Bonilla,Luiz Alberto,Paletta y Barroso dejaban el club, mientras Muñoz era vendido de tan joven a Europa, eso si, por una gran cifra.
Nada menos que un numero cercano a los 7 millones de dolares gastó Boca en armar la linea de tres del "Bichi", llegaban Cellay proveniente de Estudiantes por 2 millones de dolares, Caruzzo de Argentinos por 3 millones de dolares e Insaurralde de Newell´s por otros 2 palos verdes.

Increible pero real, fue patetico como Boca se había desprendido de tantos marcadores centrales salidos de las inferiores del club y de forma tan rapida, repasemos:
  • Jonatan Maidana (quien ahora es una pieza clave de River)
  • Matías Silvestre (ahora le va bien en el Catania de Italia)
  • Juan Forlín (en el Espanyol de España)
  • Ezequiel Muñoz (en el Fiorentina de Italia)
Y Boca no pudo sacar otro central de categoria, por eso tuvo que invertir tanto dinero.
Con linea de 3, linea de 4 u otros inventos, con Borghi, Pompei y Falcioni, Boca siguió teniendo errores defensivos de todos los colores.

Hasta hoy Cellay pudo jugar muy poco debido a sus lesiones y Caruzzo e Insaurralde desentonan en cada actuación, pero no hay nadie que pueda dudar que son centrales de calidad y que Boca no estuvo mal en traerlos e invertir, más pensando que poseen cierto potencial de reventa, entonces ¿por que seguimos sufriendo de la misma manera que cuando estaban en el club centrales de tercer o cuarta linea como Bonilla y Luiz Alberto?.

Para mí el problema de Boca es de orden, desde la salida del Cata Diaz del club nada fue igual, recordemos que siempre la zaga bostera tuvo algún central de experiencia, caracter y voz de mando, capaz de "ponerse la defensa al hombro", pasaron jugadores como Bermudez,Samuel y Schiavi entre otros.

Esto se soluciona trayendo un refuerzo de esa calidad, el Cata Diaz sonaría como el más viable en estos momentos para su retorno, así que, a romper el Chanchito Jorge Amor.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada