lunes, 13 de junio de 2011

Muchas gracias palermo


Por: Matías Abadí(@matiabadi)

Todos sabían que iba a ser un día raro, feo y triste. Tras 3 horas, finalmente pude ingresar a la cancha luego de haber ido sin entrada.

Entraba Boca a la cancha, Palermo recibió una gran ovación, tal cuál lo merece. La gente estaba más pendiente del gol de Martin que del resultado y juego de boca. Cada pelota que tocaba, se podía escuchar un grito de aliento para el. Los mismos miembro del equipo lo buscaban a el para que haga su gol, aunque esto no iba a ser posible. Cada balón que dominaba, el era aplaudido.

El conjunto local era más que Banfield, no tenía demasiada claridad pero lo estaba superando y si el entretiempo terminaba 1-0, no era injusto. Riquelme que venia con poco futbol en el ultimo mes, asistió a Mouche en varias ocasiones pero no le pudo dar y al 9 en una o dos veces, pero Bolonga dijo presente.

Al comienzo del Segundo tiempo, la hinchada boquense levanta el encuentro, mucho apoyo al goleador el “Muchas gracias Palermo” de parte de la 12 hizo que todo el estadio se levante y comience a gritar por el. La cancha se venia abajo. Junto con eso, el estadio exploto, Román le da una asistencia al pochi, que llego de posición de delantero, patea de zurda, el arquero da rebote y colazo por derecha, solamente tenia que empujarla. La bombonera estaba que explotaba. La hinchada local, también se acordaba de river con un nuevo canto con burlas de la B.

Luego del gol xeneize, el equipo de Falcioni se metió atrás, el equipo visitante fue al frente en busca de la igualdad. El ingreso de De Souza y del grandote Achucarro fue una muestra de eso. El equipo de Méndez conseguía el empate tras un centro de este en la que Lucchetti, otra vez inseguro en los centros, vía aérea o en el piso, volvía a mostrar inseguridad y el arquero no podía cortar un centro. 1-1 faltando 7 minutos.

La Bombonera estallo en contra del 1.0 Mucha calentura con el y también con Falcioni. Finalizaba el encuentro.

La noche llegaba a su momento “top”: el regalo al Goleador. Durante la sorpresa solamente se pudo escuchar cantos en agradecimiento a este. Se le dio una bandera de Boca y se la pusieron, simulando ser un superhéroe. También se canto el himno nacional donde estaba arriba del “podio”. Mas tarde llego lo mas sorprendente: Ameal le regala el arco que da a espaldas de la 12. Yo me pregunto ¿Cuántos goles metiste ahí? Y la bombonera exploto cuando Agradeció a toda la hinchada y dijo que nos llevara en su corazón. Se va el goleador y nace un mito. Yo lo vi jugar a Martin Palermo. Y como todo mito, sus jugadas y sus goles se van a agrandar.

Muchas gracias Palermo. Gracias por todo, no hay duda que sos el mas grande de nuestra historia y que siempre te vamos a recordar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada