sábado, 25 de junio de 2011

El fanatismo, ¿Hasta donde llega?, todo por una entrada.

Por Lucas Bendayan

Esfuerzos y muchas energías gastadas para conseguir un lugar dentro del estadio de juego, un espacio de 30cm por 30cm parado en las tribunas de hormigón, con frío, calor, lluvia.

Así se vive el fútbol en Sudamérica. Uno que quiere ir a ver a su selección en la Copa America que empezará dentro de unos días tiene que dejar muchas cosas de lado y hacer enormes sacrificios para poder estar ahí.

Yo, como uno de los tantos ejemplos, voy a contar todas las cosas que tuve que hacer para poder ir el próximo miércoles 6 de Junio al estadio de Colón en la provincia de Santa Fé:

Aquel 5 de mayo de este año, comenzaba la venta de entradas para este gran evento, en el que se sabía con anterioridad que muchísima gente iba a querer concurrir, y por eso sería dificultoso conseguir una entrada.

Me encontraba el miércoles 4 del mes de mayo, a las 23:59 hs frente al monitor esperando que sea jueves para poder comprar. Estuve alrededor de una hora y media actualizando la página, pero fue en vano, porque nunca pudo cargarse debido a que estaba recontra colapsada.

Decidí irme a dormir porque al otro día tenía que ir a la escuela, pero puse la alarma a las 4 de la mañana para despertarme y ver si seguía la pagina de Ticketek trabada, tampoco tuvo sentido.

Volví a acostarme y me levante a las seis y pude sacar las 4 entradas. Fue una alegría inmensa, ya habían entradas para mi. lo lamentable fue que no pude adquirir para el partido inaugural porque ya se habían agotado.

Supuestamente el retiro de los tickets sería a partir del 10 de junio pero se atrasaron 5 días, y es por eso que a partir del 15 ya se podían retirar.

Mi mama, la que podía retirarla, ya que era la dueña de la tarjeta iba a ir el miércoles 22 de este mes a buscarla al Polo, pero la noche anterior me llega un mail de la empresa diciendo que se cambia el lugar de retiro y que al otro día, el miércoles no se entregarían boletos, pasarían al Club Defensores de Belgrano a partir del jueves.

Resolvimos ir hoy sábado a aquel lugar, salí a las 11:18 de la mañana, llegando al final de la cola, de más o menos 2 cuadras y media de largo, a las 12:24hs. A partir de allí fue una odisea hacer esa fila. Pensaba que iba a durar 30 minutos, 1 hora, y terminó durando exactamente 4 horas 44 minutos, recién a las 17:08 podía sonreír felizmente al ver las entradas en mis congeladas manos.

Entre medio de estas casi 5 horas, descubrí la cantidad de turismo que trae esta Copa. Alrededor mío, habían uruguayos, venezolanos (un cago de risa como describían a los tipos de Ticketek), colombianos, chilenos, un brasilero y obviamente a argentinos. Todos esperando a recibir la entrega.

Sinceramente me arrepiento ampliamente de no haber puesto la opción de envío a domicilio para ahorrarme 40 pesos que finalmente se gastaron igual entre algo para comer. Creo que las 3500, 4000 personas que habían ahí odian profundamente a Ticketek y al modo que se eligió para poder hacer el retiro de las entradas.

Un solo lugar para retiro, un horario muy complicado para asistir en la semana, solamente 4 cajas atendiendo que a veces eran 3, cambio a último momento de horario y boletería, caras las entradas, una única posibilidad de compro de entradas (por Internet), y un sistema de entrega muy pero muy lento. El de seguridad que se encontraba ahí me dijo que tardaba eso porque la Afa ordenó que los tickets estén impresos con anterioridad, entonces los tipos para entregarlas tenían que buscar cada sobre en unas cajas, en vez de imprimirlas en el momento.

Además tendré que viajar 600 kilómetros hacia el Estanislao López, esperemos que valga la pena.

En conclusión habría que preguntarse: ¿Hasta donde llega el fanatismo de un ser humano hacia tu selección o tu club? ¿Vale la pena tanto trabajo para dos horas de estar parado observando a 22 jugadores tratando de insertar la pelota dentro del arco? ¿Por qué aceptamos estas barbaridades por parte de las empresas vendedoras de entradas?.

Todavía me sigo preguntando si el fanatismo supera la realidad.....


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada