viernes, 27 de mayo de 2011

Una derrota que duele



Juan Manuel Ferrario @juanferrario


Diez fueron los minutos que le costó a Vélez acomodarse en el partido. Al clima, excelente recibimiento al equipo local, y a la cancha. A partir de ese momento empezó a dominar el juego. Con llegadas muy claras en el primer tiempo y jugando un fútbol de alto vuelo gracias a la participaciones, por la banda izquierda, de Ricky Alvarez con Papa más el aporte del Burrito Martinez y Zapata.

Por la banda derecha fue donde tuvo problemas el equipo de Ricardo Gareca. Augusto Fernández no peso demasiado en el ataque, no fue un gran partido de alguien que tiene un gran año, y Cubero tuvo algunos desacoples defensivos que facilitaron la llegada de los uruguayos al arco de Barovero.

Primer tiempo entretenido con situaciones para ambos lados. Las de Vélez más claras y con un buen juego asociado. Las de Peñarol, con remates de mediana y larga distancia, o aprovechando esos errores de la defensa visitante. Y con una pelota parada, virtud del equipo uruguayo, llegó el único gol del partido al final del primer tiempo.

En el segundo tiempo no paso demasiado. Los de Liniers siguieron intentando, bajo la idea fija de tener la pelota, pero los locales se refugiaron muy bien en defensa y salieron jugando rápido de contra-ataque. No le encontró la vuelta el Fortín a dicha defensa, ni por afuera con Papa, Augusto y Alvarez, ni cuando el mismo Ricky se sumó al centro del ataque oficiando de enganche. Para esa misma labor, pero más adelantado, ingresó Ramirez que tampoco pudo desequilibrar. Tampoco lo hicieron Bella, ingresó por Fernández para darle aire nuevo al equipo; ni Guillermo Franco, con menos minutos en cancha. Vélez convirtió el empate por intermedio de Martinez, pero el gol fue anulado por una mano del delantero para mí sin intención.

La semana que viene será el partido de vuelta en el José Amalfitani. Vélez enfrenta una situación que no le tocó todavía la Copa Libertadores 2011 en esta instancia de eliminación directa, tener que dar vuelta un resultado. Si bien de local le fue bien al equipo en el certamen, sólo perdió de local con la U. Católica en la primera fase, en octavos y cuartos obtuvo goleadas por 3 a 0, con Libertad fue en cancha de Boca. Si puede lograr el juego que demuestra semana tras semana, va a se factible que de vuelta el resultado. La fortaleza charrua será un duro escollo, pero con ese buen fútbol se puede lograr. Ahora no estaría mal cuidar algunos jugadores frente a Tigre, ya que perdieron se mantiene la punta del Clausura y hay que dar vuelta un resultado en la copa, semana importante para el futuro del equipo sin lugar a dudas.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada