lunes, 16 de mayo de 2011

Un tropezón no es caída


Juan Manuel Ferrario @juanferrario

Y sí, algún día Vélez iba a volver a perder. El camino que estaba haciendo hacia la doble corona era perfecto, hasta que se encontró con el equipo granate. Que lindo partido que nos regalaron de todos modos. Un ida y vuelta constante, dos equipos que juegan a atacar todo el tiempo, cuatro goles en el primer tiempo, ¡Mamita!.

A mi entender se enfrentaron dos de los equipos que poseen los mejores mediocampos del país. Si bien los de Gareca nos mostraron todos sus titulares, salvo por Zapata. Bella, Canteros y Álvarez no tienen mucho que envidiarle al resto. Lo que sí pasó es que no tuvieron un gran partido. Ricky no fue ese desequilibrante crack que está demostrando ser. Pero bueno, los mejores también a veces tienen un mal día.

¿Cuál fue el mayor problema de Vélez? la defensa. Se equivocaron Ortíz y Barovero. El arquero en el gol de Hoyos, mientras que el defensor no estuvo certero en la salida y perdió también en la marca frente a los atacantes granates. Sin embargo, no se les puede recriminar nada a ninguno de los dos, ya que sus actuaciones vienen siendo más que positivas desde hace tiempo.

Repito, se perdió ante uno de los posibles candidatos a pelear el título en las últimas fechas. Y la punta sigue en manos del fortín, aunque ahora Godoy Cruz quedó a un punto.

Dicen que lo lindo del fútbol es que te da revancha rápido, por eso es momento de otra vez pensar en la Copa Libertadores y el partido de vuelta frente a Libertad en Paraguay. La ilusión sigue intacta, el equipo también.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada