domingo, 22 de mayo de 2011

Un paso para atrás




Para redondear una fecha hermosa en la que River quedaba en promoción,se necesitaba que Boca le gane al Arse en el siempre complicado Viaducto.
Sin Riquelme, el cual va a estar afuera de las canchas por aproximadamente 21 días, y con esquema combativo, Boca salía al campo en Sarandí.

En los primeros minutos se vió un Boca dormido, Erviti desaparecido, a Mouche no le salían las cosas, y era el Pochi el unico que podía generar algo para el equipo.
El gol de Arsenal llegó en una tan conocida jugada para los jugadores e hinchas del club de la Ribera, desborde por la izquierda,centro, y un delantero (en este caso Obolo), que le ganaba a Caruzzo, cuantas veces pasó esto en los ultimos tres años, pasaron los defensores, los tecnicos y los rivales pero la jugada se sigue repitiendo.

El primer tiempo de Boca fue realmente malo y el 1-0 a favor del Arse fue justo.
Para la segunda parte la actitud fue otra, Falcioni hizo un cambio ofensivo desde el vestuario, entraba Viatri por Colazo y el esquema pasaba a ser 4-3-3.
Con Chavez como mejor jugador y Mouche un poco mas encedido llegó el empate, trás un centro de Pablito y con un cabezazo de Viatri, no esta de más decir que en el gol tuvo mucha responsabilidad Campestrini.

Cuando el segundo gol de Boca se aproximaba y Arsenal estaba entregado, Luchetti, quien había atajado bien, cometió un error infantil al salir apresuradamente cuando Caruzzo marcaba a Lisandro Lopez y después de un centro frontal el Licha metia el injusto empate para los de Sarandí. A partir de ese momento el partido se transformó de ida y vuelta, hasta que Mouche aplicando el nombre de nuestro Blog, se la pasó a Somoza y fue a buscar la devolución al area, donde quedó mano a mano con Campestrini estando habilitado y puso el 2 a 2.

Yendo a lo individual; Luchetti se lo vió bien durante todo el partido hasta que se comió aquel gol de Lopez, Caruzzo e Insaurralde volvieron a mostrar la misma inseguridad que en todo el campeonato, lamentable. Monzón jugó bien, firme abajo y pasando mucho al ataque, Calvo, quien volvió de una lesión, estuvo flojo.
En el mediocampo la dupla central fue Somoza y Erviti, el Flaco tuvo una actuación irregular y un gran mérito en el segundo gol de Boca y Walter tuvo un partido para el olvido, no fue ni conductor ni recuperador, Chavez volvió a ser la figura del equipo, estuvo en todos lados, metió y jugó. Floja actuación de Colazo, quien solo jugó el primer tiempo.
Arriba no fue el mejor partido de Mouche, pero gracias a sus dos mejores intervenciones Boca pudo empatar esta noche. Martín cumplió y se pudo haber ido con un gol en la bolsa tranquilamente, luego de una volea al principio del partido o del cabezazo al final.

El empate no sirve, pero no hay dudas de que siempre es mejor sacar un punto y no irse con las manos vacias, la derrota de Racing hizo que las chances de que volvamos a ver a Boca jugar una copa luego de dos años queden latentes, a 4 puntos quedando 12 para el final, es dificil pero se puede.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada