miércoles, 4 de mayo de 2011

Sección memorias: Los muchachos humildes de Boca ganandole a los galacticos del Real Madrid


Martín convirtió los dos goles aquella gloriosa noche en Japón

                                  
Aquel partido fue el mas importante de la rica historia de Boca, sin dudas.
Con mas de 10.000 hinchas Xeneizes en el país oriental y un pronostico totalmente favorable para el Real Madrid, por el equipo de la Ribera los apostadores en todo el mundo no daban ni un peso, o su equivalente en ese momento, el dolar.

Al llegar el plantel a Japón el gran Virrey con su confianza habitual dijo "No creo que los clubes europeos sean mejores que los sudamericanos".
Esta frase no impactó en los futboleros de todo el mundo que se reían con solo pensar en la posibilidad de que aquel marketinguero y poderos Real Madrid con todas sus estrellas que valían millones de dolares pudiera perder ante un equipo argentino con un presupuesto y un nivel de jugadores muchisimo menor al del equipo español.

En el primer entrenamiento allí, Martín Palermo metió cuatro goles, algo que ilusionaba al Titán, aun que no creo que Martín ni en su mas lindo sueño haya imaginado hacerle dos goles en diez minutos al Real en Tokio.

Por el lado de los madrileños habian millones de euros en pases,una cantidad loca en el futbol hasta que Florentino Perez llegó a revolucionarlo.
La formación era:
Casilla;Geremi,Hierro,Campo,Roberto Carlos;Makelele,Helguera,McManaman,Guti;Figo y Raúl.

Por el lado Xeneize, Bianchi se decidió a meter un medio campo "Tapón" que representaba la historia de Boca, 3 jugadores que metían medio y apichonaban a los rivales como el Chicho,Pepe y Seba, un tridente pocas veces visto.
A demás el Virrey se inclinó por el "Chelo" Delgado en lugar de Guillermo.
La formación fue:
Cordoba;Ibarra,Bermudez,Traverso,Matellán;Battaglia,Serna,Basualdo;Riquelme;Delgado y Palermo.
Por el lado de los eternos rivales se estaba esperando con ansias que Boca perdiera con el Real y no traiga la copa a la Argentina, "La copa que perdieron las Gallinas" como dice la canción.


Martín Palermo, quien para ese entonces tenía 27 años, tuvo su noche soñada y donde se terminó de consagrar (si es que antes no lo era) como idolo de Boca y fue el trampolín de una venta millonaria hacia Europa.
Su ultimo partido en ese primer ciclo de Martín fue brillante, trás un centro de Delgado puso el primer gol para los Xeneizes y la gente en Japón deliró de alegría, recien empezado el partido, Boca daba el golpe.
Unos minutos despues, cuando partió un largo pelotazo de Riquelme hacia el campo español, Palermo hizo la corrida de su vida y claro que la ganó, inolvidable para todo hincha de Boca, una de las tantas marcas de Martín, la pelota entraba por segunda vez en la noche en el arco de Iker Casillas.

Despues del empate del Real, Roberto Carlos estrelló un remate en el travesaño y luego del aguante de los jugadores de Boca y todos los huevos, a demás de un Román que aguantó la pelota abajo de sus pies y fue la pesadilla de los defensores del Real, para fortuna de Boca, el club de Ribera se llevó la copa.

Mas noticias de ese momento:


Este recuerdo es imborrable y todo  hincha de Boca sueña con que un día se repita.
 "Soñar no cuesta nada..."

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada