domingo, 22 de mayo de 2011

Se comió al lobo

Por Juan Manuel Ferrario @juanferrario

Vélez sigue demostrando lo que es como equipo y avanza a paso firme en su camino hacia al título. Vino bien esta victoria frente a Gimnasia para olvidar rápido la derrota con Lanús y sacar tres puntos de ventaja sobre el escolta Godoy Cruz.

Partidazo es la palabra que define como jugó hoy Santiago Silva. Muy movedizo, cada vez más inteligente y metido en el circuito de juego del equipo. No es el 9 aislado que espera que le llegue la pelota, participa constantemente. Y a toda esa inteligencia le agrega su potencia y calidad a la hora de definir, como hoy en el gol picándola por encima de Monetti.

Los de Ricardo Gareca supieron manejar el partido, hasta que la desesperación de Gimnasia lo complicó un poco con disparo de larga distancia, fue en ese momento cuando pareció Barovero, con dos tapadas muy buenas. Lo que también me gusta cada vez más, es como Sebastián Domínguez sale jugando, cuando ve el espacio avanza hacia el campo rival y busca el pase a un compañero, a lo Piqué en el Barcelona.

Ahora quedan cuatro fechas. El próximo rival por el torneo es Tigre que se encuentra en la pelea más complicada, la de escaparle a la promoción. Pero antes, hay Libertadores el jueves. Semifinal de ida en Uruguay, en donde los hinchas de Peñarol prometen el mejor recibimiento de la historia para su equipo. Uno de esos partidos con un clima extraordinario, que no hay que perderse. A descansar y seguir así.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada