viernes, 6 de mayo de 2011

Que pase el que sigue


Por Juan Ferrario @juanferrario

El planteo de Ricardo Gareca era claro. Al no poder contar con Santiago Silva por lesión, propuso un medio campo de cuatro jugadores que pudieran tener la pelota con Maxi Moralez y Juan Manuel Martinez más adelantados para aprovechar la velocidad de ambos, y de esta manera asegurar la ventaja de tres goles que se había sacado en Liniers.

La Liga de Quito intentó salir a llevarse por delante a Vélez pero no lo logró. Si bien al final del primer tiempo tuvo tres chances claras, con grandes intervenciones de Barovero más la ayuda del travesaño, impidieron que los locales abrieran la cuenta.

Fue en ese momento que apareció una gran presión del Fortín en la salida de la Liga. Un buen pase de David Ramirez, que ingresó por Moralez lesionado, para Ricky Alvarez que tras un enganche definió para el primer gol de los visitantes.

Quiero agradecer a Gareca por poner a Alvarez, que bien que juega. Demuestra partido a partido que es un habilidoso y le encanta jugar, no se achica en ningún lado. También tuvo una buena actuación Canteros, que tampoco es un habitual titular.

El gol de Bella en el segundo tiempo fue para cerrar una serie 5 a 0 frente a uno de los mejores equipos del continente en los últimos años. A esto también agreguemos que ganó en Quito por segunda vez, la anterior en 2006, convirtiéndose en el único argentino que lo logró.

El próximo rival será Libertad de Paraguay, que viene de dejar afuera a Fluminense un grande de Brasil. Vélez está demostrando que esta para cosas grandes en esta Copa entonces, que pase el que sigue.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada