lunes, 9 de mayo de 2011

Más puntero que nunca


Era un partido muy importante de cara a lo que se viene. Vélez enfrentaba a Banfield con la misión de lograr los tres puntos, y así sacarle cuatro a su inmediato perseguidor, Godoy Cruz, en la cima del Clausura. El objetivo se cumplió, y en un partido que arrancó complicado porque el conjunto de Sebastián Méndez le jugó de igual a igual.

Pero Vélez demostró que quiere ser campeón y jugando bien otra vez, un dato para nada menor, logró un triunfo gracias a los goles de Cubero y Ramírez. Otro gran partido de Ricky Alvarez que, ante la falta de jugadores de peso como Silva, Moralez y Martinez, se puso el equipo al hombro junto a Augusto Fernández.

A nivel nombres el recambio que tiene el fortin no parece ser la gran cosa y sin embargo, los juveniles demuestran que se adaptan muy bien al equipo y que con la ayuda de los más experimentados pueden ganar estas clases de partidos.

En este sentido no sólo nombramos a Alvarez, sino también Bella, Canteros, Vuletich y hasta Tobio que no es un habitual titular, cuando les toca ingresar rinden.

Es lógico que se sienta el cansancio de disputar dos torneos. Y aunque Gareca tenga que rotar a veces lo nombres, la idea de juego es siempre la misma: controlar la pelota y ser agresivos. Un equipo ordenado y firme que sabe atacar y defender. En otras palabras: Vélez sabe a qué juega.

En un torneo tan irregular y parejo es importante la diferencia de cuatro puntos de ventaja cuando quedan seis fechas para finalizar el certamen. Por el momento, Vélez es el mejor y lo demuestra. Hay que ver cómo termina este periplo que también incluye, nada más y nada menos que a la Copa Libertadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada