domingo, 15 de mayo de 2011

La frutilla del postre para la paternidad



Por: Gastón Zentner (@gastonzent)

El marco para este Boca River era impresionante, en las tribunas no entraba un clavo, tanto las plateas como las populares estaban por explotar,globos azules abajo y arriba y los amarillos para la bandeja media,todo estaba dado para una verdadera fiesta.

Al principio del partido River salió con toda ,llevandose por delante a la siempre fragil defensa de Boca,Lamela y Pavone eran los maximos referentes en ataque para el equipo de Nuñez.
Entre Caruzzo e Insaurralde había una desconexión total, lo que hacía que cada ataque de la Banda sea un sufrimiento para los hinchas Xeneizes.
Despues de 25 minutos en los que River merecia estar ganando y Boca daba lastima, cayó un centro al area, desde muy lejos la tuve que ver, y trás un error de Carrizo la gente deliraba de alegría y se rompía la garganta, y en el peor momento de Boca, el partido pasó a estar a favor.
El segundo gol llegó rapido, y lo hizo Martín, esto fue el broche de oro o la frutilla del postre para una paternidad de Palermo contra River, despues de tantos años y tantos enfrentamientos, aquel gol despues de la lesión, ese sobre la hora para empatar el partido y goles de todo tipo, el calvario de los hinchas de River con el Titán terminaba, pero sin antes convertirles otro gol.

En los primeros minutos del segundo tiempo tuvimos que sufrir bastante, Monzón sacó una en la linea y Luchetti se lució en varias jugadas.
El resto de la segunda parte fue de festejos, ya nada importaba,la cosa era saltar y quedarse sin voz, en el tiempo adicional nos la pasamos festejando e insultandonos con los hinchas de River que estaba arriba nuestro ante una lluvia de encendedores,escupitajos y otro tipo de cosas.

Yendo a lo individual, Luchetti dió una seguridad pocas veces vista en el, realmente brilló en muchas jugadas, la dupla de centrales fue lo peor de Boca, lamentable, Caruzzo e Insaurralde a parte de pifiar mucho no se ordenaron bien y Pavone les armó bastantes lios.
Clemente y Monzón levantaron muchisimo su nivel, firmes todo el partido.
Somoza jugó uno de sus peores partidos en Boca, colgado,lento e impreciso. Colazo cumplió pero no fue su mejor partido y el Pochi a mi gusto fue la figura del partido, realemente se mató,dejó todo en la cancha.
Román jugó muy bien, despues de todo este es el tipo de partidos que le gusta jugar a el.
La dupla delantera anduvo bien, Mouche muy movedizo y Martín pivoteando.

Esta fue la primera alegría en mucho tiempo para los hinchas de Boca, lo que no significa que nos convalide a ir al Viaducto la proxima fecha y perder contra el Arse, hay que seguir así, sacar la mayor cantidad de puntos posibles, recordemos que hay chances de entrar a la Sudamericana, los hinchas queremos volver a las hermosas noches de copa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada