domingo, 1 de mayo de 2011

El clásico de Corazón




Por Alejandro Duarte (sabato, orgullo nacional)

El clima ya se empezaba a sentir desde el pitazo final del partido frente a tigre, la primer charla de los jugadores antes del clásico la dieron nada mas ni nada menos que 3 de los matadores, Tojo, Veglio y el gran bambino, personas que saben como se juegan estos partidos, "con el corazon". Por los medios lo único importante parecia ser el remplazante de el pelado Diaz, pero para los enfermos del ciclon era irrelevante, solo pensaban en ganar, ni siquiera empatar, solo ganar el clasico de barrio, aquel que trae mas alegrias que tristezas, pero que hay que jugar antes de decir algo.

Tojo dispuso al equipo que se iba a encargar de este reto, al igual que Pompei, técnico quemero, con bajas ambos equipos, al igual que dudas. Las dudas se convirtieron en certezas y los dos equipos salieron a la cancha para entregar el alma y la vida en cada pelota.

Primeros minutos, el partido lo dominó el globo, con una llegada de campora, que habia dominado al 5 cuervo, pero al pasar los minutos, el pipi hizo lo que mejor sabe hacer, cargarse el equipo al hombro, con su lirica inigualable, sacando chapa de idolo, empezó a hacer crecer al matador de Boedo, abriendo el juego para que ortigoza se empiece a amigar con el balón.

termina el primer tiempo, san lorenzo con 3 pelotas en los palos, el que parecía estar hechizado, pero al comienzo del complemento, en el bajo se emepzaba a sentir que las cosas iban a cambiar, porque ambos equipos iban por la gloria o la nada misma, y fue asi. el pito de el referí marcando el punto de penal y preparando la roja para Quiroga que habia bajado la pelota con la mano en un centro pateado por el oriental salgueiro. La polular local enloquece pero a dentro de la cancha, el 5cogote, como le decimos nosotros cariñosamente, se hizo dueño de una de sus especialidades, toma carrera mira el arco, y sale arando pero tres pasos antes de la pelota clava el freno de mano ve a Monzon ya jugado hace un palo y la manda bien lejos del arquero, todo el estadio se une en el grito sagrado, y los jugadores tambien.

el partido ya estaba liquidado, aunque faltaba mucho, la hinchada visitante se cayo y la fiesta fue puramente azulgrana, y minutos mas tarde, de un tiro libre pateador por herner detras de la mitad de cancha, Salgueiro se encarga de bajar la pelota como los libro indican, y con una sutileza deja al arquero quemero sin chances de defender su arco y solo le quedaba dar un pase a la red, otra vez la hinchada y su presidente agradeciendo al cielo, sentenciando el partido.

El pipi seguia haciendo de la suyas por la banda derecha, y luego de mostrarsela a los vestidos de blanco lo derriban de atras con la impotencia que genera, el canto "pipi", encargado de ejecutarlo, el paraguayo Torres acomoda la pelota y con un zurdazo coloco la pelota en la cabeza de velazquez, el que cabeceó de forma soberbia, dando la tercera alegria y cerrando la persiana.

no paso nada mas simplente la hinchada local ovacionó a dos referentes como el pipi,al ser remplazado por el pulpito, y al lesionado Capitán Tula, guerrero y muralla en la linea de cal del area grande.

el arbitro dio por terminado el partido y todo boedo fue fiesta, el abuelo se abraza con el nieto, la madre con el hijo, los amigos gritan Ciclon, como si no hubiera mañana, por esta sana costumbre, de ganar estos partidos "con el corazón"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada