miércoles, 27 de abril de 2011

Un gran paso


Por:Juan Ferrario

La solidez es algo que se le viene resaltando a Vélez desde hace tiempo. Junto con Estudiantes se los considera, y muy bien, como los mejores equipos del fútbol argentino.¿ Cual es la diferencia? Que el pincha ganó una Copa Libertadores, en el 2009, y para el fortín es una cuenta pendiente desde 1994, ahora va por ella.
Buen comienzo para una serie de octavos de final complicada. Si bien Liga de Quito prometía más, los dirigidos por Ricardo Gareca tuvieron una noche de gran fútbol. Augusto Fernández tuvo su noche soñada anotando dos goles, pero no sólo eso. El ex volante de River demostró todo su potencial futbolístico, jugando y haciendo jugar. Ni hablar del tridente entre Maxi Moralez, Juan Manuel Martínez y Santiago Silva, ninguno de los tres convirtió, pero le dieron los mayores dolores de cabeza a la defensa del equipo ecuatoriano. Habilidad y potencia son una mezcla que se vuelve letal para las defensas rivales.

Si bien hablamos del poder ofensivo, no hay que olvidarse de los que hacen el trabajo sucio. Franco Razzotti quita y se las da redonda, como quién dice, a los compañeros. Victor Zapata es una mezcla de juego y marca, justo para equilibrar el medio campo. La defensa no tuvo inconvenientes frente a un equipo que, no pareció ser ese que viene dando que hablar en los últimos años por sus logros continentales. Sebastián Domínguez aportó su gol, tras un centro de Emiliano Papa, que no es novedad si digo que fue salida constante en un equipo que mostró su mejor versión.
El campeón de la Copa en 2008 no fue el rival esperado como dijimos, la pelota no le llegó a Hernán Barcos, que tampoco tuvo una buena noche y se vio perdido entre Domínguez y Fernando Ortiz. Luis Bolaños, otro de los encargados de generar juego en el equipo de Edgardo Bauza, tampoco estuvo en su nivel y fue expulsado a los 8 minutos del segundo tiempo. Hay que reconocer la baja de un jugador muy importante como es Ezequiel González, por lesión, alguien que ha sido fundamental para el funcionamiento del equipo desde su llegada.

El cansancio del que tanto se habló por la derrota con Quilmes no se vio reflejado en la cancha. Vélez tiene plantel para hacer frente a ambos campeonatos, veremos hasta donde le alcanza. La semana que viene deberá realizar un viaje complicado a Quito para la revancha de la Copa. Va con una buena ventaja y sin recibir goles en contra de local. La clasificación parece cerca, pero la altura y el gran equipo de la Liga no dejan dar nada por asegurado. Ahora el sábado a visitar a Estudiantes para mantener la punta del Clausura, total la semana que viene habrá tiempo de irse de copas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada