sábado, 30 de abril de 2011

Papá por siempre





Por Marcos Villagra (@mgvillagra)




El clásico más antiguo del futbol se aprontaba, Racing-River en el estadio J.Domingo Perón, un estadio casi lleno esperaba a los viejos rivales a la cancha, y una previa que se vio manchada por incidentes entre hinchas de ambos clubes. River con una larguisima paternidad sobre su adversario(casi 50 partidos) y Racing que buscaba prenderse a la lucha por la punta, despues de una semana movida peleando por el colombiano Teofilo Gutierrez por la amarilla que recibió el partido anterior contra Argentinos Juniors.


Comienzo del partido, intenso, de ida y vuelta, podia estar para ambos, a los primeros minutos la Academia avisaba, aunque remontando River no se quedaba atras, un primer tiempo bastante movido pero con poca precision, eso hasta el minuto 33 donde despues de una excelente jugada del 10 Millonario, Erik Lamela, le cometen un penal y a lo que el "Tanque" Mariano Pavone cambia por gol, y asi se iba el primer tiempo, con un Racing lastimado por ese gol sufrido.


Al inicio del complemento(mejor dicho al final del primero) Los de Nuñez se iban a quedar con 10 tras una expulsion infantil de J.M. Diaz, despues finalmente al inicio del complemento despues de una salida tarde a la cancha se iba expulsado el director tecnico millonario JJ Lopez, ya un River mas debilitado dejaba lugar a los de Avellaneda que iban cada vez por mas, el "demonio" Gabriel Hauche fue un dolor de cabeza para los defensores del visitante, y con el correr de los minutos se iban haciendo mas constantes las llegadas de Racing, Teofilo, El "Payaso", Hauche, y asi iban probando todos el arco de JP que tuvo una actuacion impecable y muy segura.



Los últimos quince minutos fueron un monólogo en el que se repetían las salvadas de Carrizo. A los 31, en un tiro libre de Gutiérrez que el arquero mandó al córner y cuatro minutos después tras salir a tapar una subida del colombiano, entre muchas otras acciones que lo erigieron como figura y salvador de un River que con los tres puntos se recupera de la caída en su casa con el Tomba y se desprende de Tigre en el fondo de los promedios para afianzarse entre los puestos de arriba del campeonato.

Asi los de Nuñez estiraron la paternidad sobre los de Avellaneda, y obviamente como forma parte del folklore fueron cayendo los afiches de las tipicas gastadas despues de un clasico, un lindo partido, de ida y vuelta, para los que amamos el futbol, con una actuacion regular del juez Pezzota aunque con decisiones cuestionables, en fin, otro clasico que se va y los de Avellaneda tendran que esperar al menos 4 meses para poder cobrarse revancha ya en la cancha del "Millo"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada