domingo, 24 de abril de 2011

Muerte de Ilusiones - River Vs. Godoy Cruz



Por Germán Gerbo

Con lo sucedido en el partido de esta fecha se empieza a aclarar un panorama por el que se va a transcurrir en lo que queda del campeonato, uno sombrío y de grandes desesperanzas que tan solo nos propone un desfile de ilusiones cayendo al vacio, las cuales en un futuro no tan lejano, nos podría hacer temblar con respecto a la tabla de abajo.
El partido es tranquilamente divisible en dos tiempos pero claramente uno devalúa al otro: El primero fue favorable, así lo comunicó el resultado, pero más allá de eso se vio a un River replegado adelante (a diferencia del partido anterior) intentando encontrar ese espacio por el cual vacunar con alguna seguidilla de toques fugaz o alguna escapada a lo guapo de alguno de nuestros delanteros o volantes ofensivos. Sin embargo el gol no se condice con estos dos factores, sino que es producto de una carambola capitalizada por Buonanotte quien envió ese centro para el testazo de Maidana e impregnar el uno a cero transitorio, River era superior pero no contundente, de esta manera actuará este agente en el desenlace del encuentro.
Esta vez se dio una particularidad que no se venía dando: la solidez defensiva se vio quebrantada, se perdió esa fuerza aérea que caracterizaba al equipo de Núñez de tal manera que tampoco hubo un compromiso en el juego a la hora de atacar, más precisamente en el segundo tiempo.
En ofensiva el complemento atentó contra la integridad lírica, no se pudo crear nada, tan solo algunos flashes de Lamela y otros más diminutos de Buonanotte, quien fue reemplazado por Leandro Carusso, señal de la mediocridad de nuestros director técnico, muy de medio pelo, no puede romper con un esquema casi cantado del equipo millonario que sale de memoria, pero de memoria es que desperdicia todas sus oportunidades de prenderse en la punta, dándonos la impresión de que no se está a la altura de las circunstancias.
A los pocos minutos comenzó lo que fue una “tragedia monumental”, de la cual todos fuimos espectadores y reprobadores, horrores en defensa y un rebote desafortunado la cometieron, JJ fue uno de los protagonistas de esta falacia de equipo de campeonato. Se derrumbo la punta en soledad de un momento a otro, la felicidad de los resultados benevolentes ya no era tal, el estadio envuelto en un silencio reprochante.
Hago un párrafo aparte para la situación del día después referente a la renuncia de un personaje importante para la cotidianeidad de nuestro magnánimo juego. Desde sus comienzos, el homosapiens riverplatense medio ha exigido en reiteradas oportunidades la vuelta de este hombre al banco de suplentes de la institución, pero es sabido que sus exigencias futbolísticas son muy altas para este momento. Hace un año cuando se barajó la posibilidad de su vuelta me negué rotundamente ya que el plantel ni siquiera insinuaba algo en términos deportivos, a pesar de lo sucedido en este último match y en lo ya recorrido del campeonato, es hoy que lo vengo a pedir, a pedir con alma y vida, como siempre coreamos su apodo, ¡Volvé Ramón!
Como comentario final y haciendo hincapié en los últimos seis puntos derrochados, ostentando una punta muy efímera, creo que: “este equipo, futbolísticamente, no está para campeón”

¡HACETE FAN DE PASO Y VOY A BUSCAR- EL BLOG DEL DEPORTE MAS HERMOSO EN FACEBOOK!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada