domingo, 10 de abril de 2011

De guapo - River Vs. Banfield



Por Germán Gerbo

La cima millonaria, tan anhelada por la tribuna, tenía que ser ratificada en una fecha ya con bastantes resultados favorables y ante la localia, no cortar la racha de triunfos al hilo haciéndola más longeva, de esta manera se sacaría rédito de los factores antes mencionados llegando a la cumbre de la tabla, en la absoluta soledad.
El comienzo del match fue mágico y sorpresivo, un Ferrari en un momentáneo nivel superlativo hilvano una jugada con dos caños sumado a uno de Acevedo, quien fue el termómetro del partido, el pensador que freno la pelota dos segundos y tiro reiterados cambios de frente, de lo más productivo en el equipo de la banda junto con un jugador cien por ciento desequilibrante que hoy tuvo un inminente alza en su rendimiento, de traslado envidiable y gran visión del juego gambeteó hasta las líneas de cal para embelesar a propios y ajenos.
Destacada actuación defensiva pero sin un papel protagónico en la creación de peligro en el área rival como se venía haciendo: Se abuso del pelotazo para despejar por momentos pero no se dejo de lado los patrones de juego en cuanto a esa muralla china que se está irguiendo en los dos primeros cuartos de cancha. En este aspecto no se lo puede dejar de lado a el arquero, receptor de todas las malarias de un equipo es quien tiene la mayor responsabilidad haciendo de su puesto el más difícil en este deporte, aquí apareció JP, con la convocatoria a la selección a cuestas demostró que en Núñez el arco tiene sabor a historia y herencia, enorme Carrizo haciéndole chico el arco a los nueves.
Párrafo aparte para él, que para mí fue el jugador del partido, guerrero como pocos se me desgarran las palmas aplaudiéndolo, lo hago y te agradezco por tanto amor al club y entrega por la camiseta, esa que besaste con pasión retirándote del cotejo bélico de esta noche. Peleas más de lo que jugas, pero esta vez la lucha dio un gran fruto, la guapeaste con tu humanidad, metiéndole puntita tras puntita de pie para dejársela servida al tanque que eludió y la puso contra el palo, pero es tuyo Pelado, cien por ciento tuyo, en ese nubarrón de toques le imprimiste tu sello combativo.
De esta manera es que creo que River se encuentra en esta situación, de guapo, casi sin pensarlo nos vemos con un presente un tanto favorable en comparación de las épocas malas, fuera de promoción y yo diría que con un pie en la Copa Sudamericana, aparentemente nos tendremos que acostumbrar a esta manera de alcanzar nuestros objetivos: dándonos cuenta de lo competitivo que es el torneo y de las falencias y virtudes de un torneo corto (en nuestra ultima época, nos chocamos con las primeras), tristemente debo decir que la cotidianeidad que nos impacta no nos permitirá ser aquellos grandiosos campeones que supimos ser, más si se va de la mano de una devaluación futbolística muy importante y profunda casi sin una solución, a la cual en este sentido les diré al ámbito dirigencial “que se vallan todos”.
Para finalizar este comentario, quiero dejar una frase recontra tribunera y que sintetiza todos nuestros deseos para lo que es la cumbre de la tabla de posiciones en esta fecha 9, porque todos tiramos para el mismo lado, entono este cantico desde el corazón más de la popular: “Vamos River Plate, te pido no me falles”.

¡Hacete fan en Facebook de Paso y voy a buscar- el blog del deporte mas hermoso!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada