miércoles, 30 de marzo de 2011

Jugando con la genética


Por: Kundo
La clonación (que significa "retoño") puede definirse como el proceso por el que se consiguen copias idénticas de un organismo, célula, molécula…, o en este caso equipo de fútbol. Muy distante esta la idea del seleccionador argentino Sergio “Checho” Batista de emular la idea futbolística del Barcelona de Josep Guardiola partiendo de tener como célula madre al mejor jugador del mundo, un tal Lionel Messi.

Copiar el esquema inicial (4-3-3) de los catalanes y la tenencia del balón como recurso de ataque y defensa en teoría es hoy por hoy la utopía de cualquier DT, pero los esquemas necesitan de nombres para su funcionamiento, y esta Argentina no cuenta con extremos (llámense Pedro, Villa) que jueguen entre los laterales rivales ensanchando la cancha, ni volantes sin puestos fijos (Iniesta, Xavi) que muevan las defensas contrarias generando espacios para sus compañeros, ni mucho menos laterales sin obligación de marca (Adriano, Alves) que se muestren como opción de pase y que sepan terminar cada jugada. Esta albiceleste carece de ritmo y rotación, el toqueteo constante hacia los costados y la posesión constante del esférico pierde total sentido sin profundidad y agresividad en el arco contrario. Hoy por hoy, la idea de Batista, es solo eso, una idea, no hay un plan “B” para cuando el genio no esté en cancha, hoy por hoy la idea de parecerse al Barca es solo dársela a Messi y que se ilumine.

Como dijo Ernesto “Che” Guevara, “los grandes sueños sólo se hacen realidad con inmensos sacrificios”, y esta selección deberá sacrificarse sin abusar de la idea. Consolidar esa idea como bandera de juego es lo que más cuesta, pero lo que más se valora,
Ah, del partido amistoso contra Costa Rica, solo eso, un partidito amistoso que dejo más en el debe que en el haber de las arcas Argentinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada