jueves, 31 de marzo de 2011

Idolos en peligro


Por: Julián Martín

Tal cual lo hiciera el mismísimo Diego Maradona al tomar la conducción del seleccionado Argentino, Omar “el negro” Palma pone en juego su idolatría y todos los gratos recuerdos que los hinchas de rosario central guardan en sus memorias, haciéndose cargo del equipo en el momento más complicado de su historia futbolística. Descartado en un primer momento por el presidente Speciale, por carecer de “experiencia”, el negro se transformó en la nueva (y única?) alternativa para asumir como DT canalla, tras las negativas de los principales candidatos: Diego Cagna y Luis Zubeldia. Seguramente poco le importarán estas contradicciones presidenciales y ya estará pensando cómo resolver los importantes inconvenientes anímicos y futbolísticos del equipo auriazul. A su favor podemos decir que conoce como pocos la institución y que viene siguiendo la campaña del equipo tanto de local como visitante, lo cual hace que su trabajo no necesite siquiera minutos de adaptación. En la columna de los “contra” podría figurar que el partido del Lunes a las 15.30 con ferrocarril Oeste será su debut como entrenador, pero tal vez éste sea un dato relativo, ya que todo gran técnico tuvo su primer partido alguna vez.
Cruzando la vereda encontramos a Roberto Sensini, caminando sobre el cordón, haciendo equilibrio, obviamente con mucho menos crédito que el recién asignado DT canalla, ya que este es su quinto torneo a cargo del equipo, y sólo sumó 4 puntos de 21 en juego.
Por eso es impostergable para el rojinegro sumar 3 puntos el Sábado a las 18 frente a Arsenal, y así lo considera el propio “Boquita”, quien declaró que ante un resultado negativo tendrá que “tomar una decisión”. Decisiones deberá tomar también antes del encuentro, ya que no contará con Rolando Schiavi y Claudio Bieler, expulsados ante River, y además tendrá que evaluar en qué condiciones regresaron el paraguayo Estigarribia y el venezolano Cichero de sus respectivos seleccionados.

Así en estas circunstancias límites está hoy el futbol rosarino, con hijos del club a cargo de los primeros equipos, poniendo en juego todo el cariño acumulado en sus siempre bien recordadas carreras futbolísticas. El entrenador leproso sigue luchando contra el desgaste que significa dirigir un mismo equipo 3 años seguidos, tratando de renovar su crédito con la gente e intentando cumplirle el deseo a al presidente del club, quien añora compartir su mandato entero junto al DT. Y el nuevo, y viejo conocido, entrenador canalla apuesta sus legendarias gambetas cortas y su fina pegada, en esta impredecible ruleta llamada Rosario Central.
Resultados, eso es lo que necesita imperiosamente el hincha rosarino, y como siempre será la redonda quien lo decida, simplemente ingresando más veces en un arco que en el otro, y esta vez en Rosario, no importarán las formas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada