domingo, 27 de marzo de 2011

Así no - River Vs. Newells



Por Germán Gerbo (que en nombre del blog dice NUNCA MÁS en un nuevo aniversario por la memoria del ultimo golpe de estado en nuestra querida patria)

Cambios radicales se podian ver en la tarde noche monumental: el guerrero solitario, ese receptor de ladrillos en forma de pelota donde se leasignaba como mtarea depositarlos en la red ya no estaba, aquellas largas mechas castañas recogidas por una negra vincha cambiaban por uno un poco más lento, menos batallador y de mucha menos resonancia por los pasillos del anillo interno del monumental, pero nadie tenia en su cabeza, en el lugar más recondito, que podria ser una de las cartas más importantes del match frente a los rosarinos.
Partido tras partido uno pudo observar leve progresos y porque no, algunos retrocesos, pero generalmente el nivel se mantenia y ya era una costumbre lo que se iba a realizar durante los noventa minutos, sin embargo lo de hoy sorprendio a más de uno, no se generó nada, fue un juego muy pobre del cual lo unico rescatable para desifrar el desenlace de este es la defensa rival, de gran ayuda para conseguir los 3 puntos.
Se empezó sin una idea fijate, con algunos pases sin la explosión necesaria por momentos se supo ser más en una mediocridad indinente de ambos bandos, imposible de romper ya que era lo que se proponia. Por el lado de Newells se buscaba un juego de contra aprobechando que river quedaba mal parado en reiteradas oportunidades en el fondo.
Por nuestro lado se vio a un Almeyda “todocampista” pero guerrillero más que nada, yendo a raspar sea donde sea sin la presencia deportiva pero si espiritual de su colega Acevedo que anda en baja y con una pobreza ofensiva extrema.
A pesar de esta malaria en la tarde noche monumental, donde un frio al caer la oscuridad acechaba con congelar el encuentro y hacer doler nuestras corneas, los regalos por artes no conocidas, no los trajo papa noel, sino que fueron recibidas por un delantero no tan reluciente que en vez de esperar pases para capitalizar en velocidad, decidio meterse al area y esperar, en este caso, la paciencia en su mente creo que llego a ser oriental para que dos pifias se estrellen en el cuero naranja de su botín derecho y las mandase a guardar, a sacudirlas para decretar un resultado muy engañoso sentenciando que este, fue el peor partido en lo que va del campeonato.
La lucidez defensiva no fue el fuerte, las blasfemias plateista fueron categoricas, en mi caso me causaron una sequeda total en la garganta, hace tiempo no se veia tal desorganización, tal facilidad para quedar mano a mano. Los laterales no estuvieron finos para pasar, especialmente en el caso de Ferrari que cada vez deja más en claro que no esta a la altura de las circunsatancias.
Para ir finalizando este parto en el cual salimos victoriosos, creo que deje bien en claro de que esta hecho nuestro paladar, el merecimiento es distinto por tierras riverplatenses y para ganarselo, los meritos son a largo plazo, por lo tanto y haciendo referencia a una de las frases que enmarca la epoca más nefasta de nuestra querida nación, la cual tambien la aplico a las condiciones politicas en esa entonces, digo: Ganar partidos así… Nunca Más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada