sábado, 19 de febrero de 2011

Definiendo que es un crack...




















Por: Tomás Espinosa (@TomiEspinosa)


Crack. ¿Qué es un crack?


Decenas, miles, millones de veces hemos escuchado este término en nuestras vidas. "El 10 es un crack", "Como juega aquel 5, un crack", "Grande pibe, vos si sos crack !" y etcétera, etcétera, etcétera.

Pero vuelvo a la pregunta que hice anteriormente... ¿Qué es un crack?

Es díficil definir esta palabra. Posiblemente sea el elogio más grande que te pueden hacer si jugas a la pelota. No debe haber otro término que te llene más el corazón que éste.

¿Que condiciones hay que reunir para ser un crack?

Hay que ser un enamorado de la pelota. Saber pisarla, gambetear como nadie, visión amplia del juego, tener un guante en el pie, que todos sepan lo que vas a hacer pero que igual no puedan evitarlo, pegarle como los dioses, ser intuitivo, ser pícaro, cargarse un equipo al hombro,etc. Estas son las condiciones más básicas para poder ser catalogado como crack. Pero con esto solo no alcanza. También hay que aparecer en las importantes, en esos partidos donde la pelota quema los pies, en esos partidos donde la mayoría se esconde porque el miedo no le deja mover sus piernas temblorosas y dubitativas, en esos partidos donde se ven los pingos y no hay oportunidad de chamuyar y venderle humo y mentiras a la gente.

No importa si cuando terminan los 90 minutos ganó o perdió. El crack esta más alla de eso. El crack es un elegido. Es aquel jugador con el que los más chicos sueñan ser cuando juegan un picado en su canchita del barrio. ¿Qué hincha de Boca no sueña con pisarla como Román y dejar desairado a sus rivales?, ¿Que hincha de River no soño nunca con gambetear como el burrito Ortega o hacer la boba como el cabezón D'alessandro? , ¿Qué hincha del rojo nunca exploto su imaginación rememorando aquellas magistrales pinceladas del Bocha?... y así se repite en cada fanático de cada club de nuestro territorio. El crack no conoce de categorías. Al crack lo define el propio hincha también.

Y muchas veces, el "crá" sobrepasa los límites en cuanto a identificación con el club. Cuando pasas a ser respetado, no solo por los hinchas de tu equipo, sino también hasta por los más acérrimos rivales, te podes considerar un crack hecho y derecho. Te podes considerar un sinónimo de la palabra fútbol.

Esta es mi humilde definición de esta hermosa palabra, que como dije antes, es el elogio más grande que te pueden hacer si jugas a la pelota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada